Distinción Hrant Dink, Prensa

«La importancia de la distinción Hrant Dink al periodismo argentino»- Nota publicada en el Diario ARMENIA

flyerdink2013
Compartimos la nota publicada en el Diario ARMENIA
El jueves 27 de junio el Consejo Nacional Armenio (CNA) entregará la distinción “Hrant Dink a Ricardo Roa, editor general adjunto del diario Clarín y a Jorge Elías, periodista de Radio Continental. Este reconocimiento, que desde 2001 reciben dos periodistas por año, ya fue otorgado a 24 figuras prominentes del periodismo argentino (ver cuadro).
En la lista de los distinguidos coexisten profesionales de distintos medios de comunicación, con perspectivas diversas y sus propias visiones sobre la coyuntura nacional e internacional, pero poseen un punto en común, que es aquello por lo cual fueron galardonados, y es su trayectoria en la defensa de los derechos humanos, las instituciones republicanas y, especialmente con la Causa Armenia.
El CNA tiene como máximo objetivo luchar contra el negacionismo, por la verdad y la justicia. Y esta lucha se libra, principalmente, en los ámbitos políticos, educativos y en la opinión pública. Para interpelar a esta última, los medios masivos de comunicación ocupan un lugar central. Es imposible pensar en que una información llegue a la sociedad si no es a través de ellos. Si bien en algunos acontecimientos la telefonía móvil, las redes sociales y otras recientes formas de comunicación han jugado un papel importante, aún es incomparable el peso que tienen los diarios, los informativos de radio y de televisión al momento de difundir un hecho y su interpretación.
No resulta una tarea sencilla que la Causa Armenia ocupe un lugar en los medios, entre los múltiples acontecimientos que cotidianamente se suceden. Esto no sería posible sin  los esfuerzos de la comunidad, de sus organizaciones, que mantienen viva la memoria de lo ocurrido. Pero también resultaría imposible sin el compromiso de periodistas de los cuales los homenajeados son claros exponentes, gracias a quienes podemos proyectar nuestro mensaje más allá de los límites de la propia comunidad.

Ahora bien, a través de décadas de lucha en Argentina, y especialmente desde el regreso de la democracia en 1983, el genocidio contra los armenios ha sido reconocido por los tres poderes del Estado. Asimismo, nos hemos habituado a que los 24 de Abril en mayor o menor medida los medios masivos otorguen un espacio. Es ese espacio ganado el que nos impulsa a ir por más. El desafío actual no es lograr solamente que en la Argentina visualice que el pueblo armenio pide justicia por un crimen casi centenario, si no que exigimos el fin del negacionismo al Estado turco, porque lo consideramos su continuación.

La noticia siempre vigente es que el Estado turco niega un crimen que cometió en el pasado, alentando crímenes en el presente. Y esta negación solo la puede lograr impidiendo el desarrollo pleno de la libertad de prensa. Recordemos que la ONG Reporteros Sin Fronteras caracterizó a Turquía como “la cárcel para periodistas más grande del mundo”. Recordemos el uso de la justicia y de organizaciones criminales para atacar a intelectuales y periodistas ciudadanos turcos, sin distinción de origen, como fueran el premio Nobel de literatura Orhan Pamuk y, recientemente, Seván Nisanyan.

Recordemos a Hrant Dink

Hrant Dink fue un periodista de origen armenio en Estambul. Desde el semanario bilingüe Agós denunciaba, entre otras cosas, lo ocurrido contra los armenios, los griegos, los asirios, los judíos y los kurdos en Turquía. Acumuló en vida procesos judiciales y amenazas, y aún así no claudicó en el ejercicio de su profesión. Su asesinato, el 19 de enero de 2007 a la salida de su trabajo, es la lamentable ratificación de que el negacionismo es un crimen que habilita a otros, y que no podemos pensar en el genocidio como un hecho del pasado. Sus notas afectaban intereses demasiado grandes como para que su vida continuara.

Por este motivo el CNA, desde 2007, bautizó a esta distinción al periodismo argentino como “Hrant Dink”. Quienes colaboran desde los medios con la Causa Armenia, contribuyen, en cierto modo, a continuar su tarea.

Como la lucha por la memoria del genocidio contra los armenios no se diluye en su conmemoración como un lejano y nefasto hecho histórico, sino que es vivida como una búsqueda de justicia en el presente, los periodistas ocupan un lugar destacado en esta batalla cotidiana.

Es por eso que el CNA apuesta a que su aporte nunca sea olvidado, y los distingue con el “Hrant Dink”.

Nicolás Sabuncuyan
Director de Política Institucional del CNA-Buenos Aires

 

Distinciones entregadas en los años anteriores

2001    Jose Ricardo Eliaschev y Enrique Vázquez
2002    Alfredo Leuco y Liliana López Foresi
2003    Víctor Hugo Morales y Osvaldo Bayer
2004    Román Lejtman y Marcelo Cantelmi
2005    Fabián Bosoer y Pasquini Duran
2006    Eduardo Aliverti y Andres Repetto
2007    Claudio Fantini y Cristian Sirouyan
2008    Fernando Bravo y Pedro Brieger
2009    Mariano Saravia y Ariel Crespo
2010    Juan Bedoian y Olga Cosentino
2011    Martín Granovsky  y María O’Donnell
2012    Thelma Luzzani y Juan Sasturain

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.