Actividades

El Museo Sitio de Memoria ESMA unió las historias de los desaparecidos de las colectividades judía, armenia y japonesa

De izq. a der.: Guillermo Lipi, Andrés Asato y Cristian Sirouyan

De izq. a der.: Guillermo Lipi,
Andrés Asato y Cristian Sirouyan

(Agencia Prensa Armenia) El Museo Sitio de Memoria ESMA organizó un recorrido por su espacio con periodistas que estudiaron los desaparecidos de origen judío, armenio y japonés el sábado 25 de agosto.

La actividad, titulada “Colectividades y terrorismo de Estado: detenidos-desaparecidos de origen armenio, japonés y judío”, reunió a los periodistas Guillermo Lipis (autor de “Zikarón-Memoria. Judíos y militares bajo el terror del Plan Cóndor”), Cristian Sirouyan (autor de “Veintidós Vidas. Los desaparecidos armenios de la dictadura ’76-’83”) y Andrés Asato (autor de “No sabían que somos semillas. Los diecisiete desaparecidos de la colectividad japonesa”) para charlar durante la tradicional “visita de las cinco” sobre los casos de los detenidos-desaparecidos dentro de las distintas colectividades.

Luego de la presentación de Alejandra Naftal, directora del Museo Sitio de Memoria ESMA, Cristian Sirouyan habló sobre su investigación: “Los desaparecidos armenios son primero desaparecidos, igual que los 30.000. Este recorte está relacionado con más de veinte familias que sufrieron una doble tragedia: no existe ningún armenio en el mundo que no sea descendiente de sobrevivientes del Genocidio Armenio”.

Andrés Asato se refirió al silencio por parte de los “issei”, los inmigrantes japoneses de la primera generación, sobre estos temas. “En mi caso, como segunda generación, había que tomar otra actitud. Me parecía muy injusto que estas historias permanecieran debajo de una mesa”.

El periodista Guillermo Lipis habló de una “sobrerrepresentación de integrantes, asumidos o no, de la colectividad judía” entre las víctimas de la dictadura. “Si uno lo piensa en el ámbito de los 30.000, es un 6%. Si se habla de los más de 10.000 casos registrados en la CONADEP, estamos hablando casi de un 12,5%. En los dos casos es una sobrerrepresentación muy grande”.

Durante el recorrido, Andrés Asato recordó la historia de Luis Esteban Matsuyama y Cristian Sirouyan la de Arpi Zeta Yeramian, los dos casos de miembros de las comunidades japonesa y armenia ocurridos en la ESMA.

También participaron el presidente del Directorio de Organismos de Derechos Humanos, Daniel Tarnopolsky, las Madres de Plaza de Mayo, Vera Jarach y Clara Weisntein, Marcos Weinstein, Padre de Plaza de Mayo, los sobrevivientes Carlos Muñoz y Alejandro Clara, Elsa Oshiro, hermana de un detenido-desaparecido de la comunidad japonesa que fue visto en Campo de Mayo y Adriana Kalaidjian, hermana de una detenida-desaparecida de la comunidad armenia, según informó prensa del Museo Sitio de Memoria ESMA. Junto con representantes de las tres colectividades estuvieron Hugo Kuyumdjian, presidente de la Asociación Cultural Armenia, Juan Kassargian, miembro del Consejo Nacional Armenio, Graciela Ainajyan, directora de Gestión Educativa del Colegio Armenio Jrimian y Makruhí Eulmesekian, directora del Coro Gomidás, quien leyó un poema sobre el Genocidio Armenio sobre el final del recorrido.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.