Prensa

Armenios de todo el mundo condenan la firma de los Protocolos

NO al Negacionismo- NO a las Precondiciones- NO a los Protocolos Diversas comunidades armenias del mundo han comenzado a manifestar su rechazo a los protocolos a través declaraciones y actos públicos.

">

ccafConsejo de Coordinación de las Organizaciones Armenias de Francia (CCAF)

Comunicado acerca de la firma de los Protocolos entre Armenia y Turquí­a

El Consejo de Coordinación de las Organizaciones Armenias de Francia (CCAF) tomó conocimiento de la existencia de los Protocolos anunciados el 31 de agosto pasado y mediante los cuales Armenia y Turquí­a negociarán con la mediación de Suiza. Luego de un plazo preestablecido de seis semanas en que las partes deben someter el contenido a la aprobación de sus respectivos parlamentos se firmarí­a el acuerdo definitivo. Al respecto, la CCAF desea aclarar su posición acerca de los temas más importantes.
El Genocidio Armenio no es negociable y no puede ser examinado por un «subcomité gubernamental». La Historia ya ha juzgado, nadie puede negar este hecho reconocido por los historiadores, los juristas e instituciones y más de veinte estados entre ellos la propia Francia. Por otra parte, todo genocidio implica reparaciones morales, polí­ticas y materiales por parte de sus responsables.
Además la CCAF solicita una aclaración sobre el párrafo 5 del Protocolo acerca del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos estados: «Se confirma el reconocimiento mutuo de las fronteras existentes entre Armenia y Turquí­a que ya han sido definidas por tratados internacionales…”
Por ende, si el conflicto de Nagorno Karabagh no se menciona por razones obvias en la «Hoja de Ruta», la difusión, discusión y plazos de los protocolos coinciden -de ponerse en práctica- con la reunión presidencial entre Armenia y Azerbaidján prevista para mediados de octubre en Moldavia. Entonces, también el apartado tercero de los protocolos merece clarificarse. La República de Karabagh debe tener claramente derecho a su autodeterminación, recibir la potestad de participar en la solución polí­tica del diferendo, tener además derecho a una seguridad garantizada por medidas serias y coherentes que le permitan vivir en paz sobre su suelo conectado directamente con la República de Armenia.
Nosotros, ciudadanos franceses de origen armenio tenemos el derecho de esperar que el gobierno turco mediante un acto de valentí­a conforme a los valores de su sociedad, que se apoderó de la cuestión del genocidio con suma responsabilidad. Para que el tabú armenio se derrumbe definitivamente en Turquí­a, solicitamos a Ankara que renuncie a su polí­tica de negacionismo estatal y derogue los más rápidamente posible su arsenal represivo -los artí­culos 301 y 305 del Código Penal turco- que amenazan con penas de prisión a cualquiera que refiriéndose al Genocidio Armenio formule expresiones que «dañen la dignidad de Turquí­a». El gobierno debe adaptar su mensaje a una sociedad que se encuentra ansiosa de reconciliarse con su pasado y marchar en el sentido de la historia.
El Consejo de Coordinación de las Organizaciones Armenias de Francia apoya un diálogo armenio-turco sincero y el establecimiento de relaciones entre ambos paí­ses, y apela simultáneamente a Ankara que levante el bloqueo fronterizo que estableció en 1993. Supeditar la reapertura de las fronteras con Armenia a la ratificación de la «Hoja de Ruta» constituye la ruptura del enunciado de una normalización sin precondiciones. La deuda que tiene Turquí­a con su memoria no puede allanarse tomando como rehén a Armenia. Desde hace mucho tiempo estamos acostumbrados a ver cómo las autoridades turcas aprovechan todas las oportunidades para ganar tiempo, fagocitar la Cuestión Armenia y tratar de disuadir a la comunidad internacional de no reconocer el genocidio de 1915. Por último, la CCAF reafirma su compromiso acerca de la asociación estratégica entre Armenia y su Diáspora y apela a todos los integrantes de la Nación armenia trabajar para fortalecerla.

Parí­s, 16 de septiembre de 2009

libano armeniaComunicado de los partidos polí­ticos nacionales armenios-

Beirut Septiembre de 2009

Unidad en la comunidad del Lí­bano contra los protocolos armenio-turcos

“La reciente evolución de las relaciones armenio-turcas expresada en los Protocolos preestablecidos el 31 de agosto, han provocado una crisis en la comunidad armenio-libanesa, como así­ también en otras comunidades de la Diáspora.
En dichos Protocolos no figuran textualmente las precondiciones turcas. Sin embargo los siguientes puntos han causado gran preocupación y nos impulsan a oponernos al proceso basado en semejante documento.

a) Una de las subcomisiones intergubernamentales llamada a ocuparse de asuntos históricos y de archivos, según se manifiesta en el preacuerdo, puede tomar como objeto de análisis la realidad del Genocidio Armenio y de esta manera detener el proceso de su reconocimiento.
b) Conceder un acuerdo en particular al principio de inviolabilidad territorial de Turquí­a, equivale a renunciar a los reclamos territoriales o a la ratificación del Tratado de Kars.
c) El recordar en forma especial, el principio multilateral de la inviolabilidad territorial en el ámbito de la comunidad internacional, comprende también la cuestión de la integridad territorial de Azerbaidján, lo que significa dar lugar a la precondición turca en relación a la cuestión clave de Artsaj. Sobre todo, porque en todas las declaraciones oficiales de Ankara relativas a la apertura de la frontera armenio-turca, se subraya el requisito de solucionar la cuestión de Karabagh.

Los tres partidos polí­ticos armenios continúan reclamando para que las relaciones de Armenia y Turquí­a se desarrollen sin precondiciones. En los documentos preestablecidos están incluidos en forma disimulada las precondiciones de Turquí­a. Con nuestra acción conjunta debemos lograr la anulación de las precondiciones turcas de estos Protocolos. Las relaciones de Armenia con Turquí­a son una cuestión de toda la armenidad.
Defendamos los triunfos logrados gracias a las tareas consecuentes de los tres partidos polí­ticos armenios, llevadas a cabo desde hace décadas en la Diáspora”.

PSD Henchakian, Cuerpo Directivo Regional del Lí­bano
FRA Tashnagtsutiún, Comité Central del Lí­bano
ODLA Ramgavar, Comisión Regional del Lí­bano

henchakianDeclaración sobre los Protocolos del Partido Social Demócrata Henchakian

“El 31 de agosto se publicaron dos protocolos firmados entre Armenia y Turquí­a, acerca del establecimiento y el desarrollo de relaciones diplomáticas. Un estudio serio de estos documentos, demuestra que ha comenzado un proceso que obliga a Armenia a realizar cesiones unilaterales y su total rendición.
De esta manera:

A) Con el punto que menciona el respeto de los principios de igualdad, autodeterminación y la no intervención en los asuntos internos de otros estados, la integridad territorial y la inviolabilidad de las fronteras, de hecho Armenia acepta la obligación de dejar a Artsaj en la estructura de Azerbaiján.
B) Hablando de la restauración de la confianza mutua entre ambos pueblos y de la aclaración de los conflictos existentes, mediante el estudio de los archivos históricos con el propósito de un diálogo, Armenia acuerda cerrar la cuestión del reconocimiento del Genocidio, conformándose con los análisis de comisiones.
C) Ratificando el reconocimiento mutuo de la frontera común existente entre ambos paí­ses, Armenia acuerda reconocer el tratado de Kars, que fuera impuesto a la armenidad.

Hasta ahora se hablaba de no tener precondiciones para el establecimiento de las relaciones armenio-turcas. Sin embargo, todo el contenido de este protocolo nos indica que por la apertura de la frontera el pueblo armenio pagará un precio muy caro. Si el precio de la apertura de la frontera y del establecimiento de relaciones interestatales será poner en duda el hecho del Genocidio y mediante la creación de una comisión intergubernamental de historiadores negar la Gran Tragedia, nosotros debemos verlo como una gran traición a la memoria de nuestras ví­ctimas inocentes y a toda la armenidad.
Aceptando y ratificando la hoja de ruta armenio-turca, se obliga a nuestro pueblo a que no sólo renuncie a nuestros reclamos territoriales, sino a tener que aceptar la exclusión de la República de Nagorno Karabagh como una parte del proceso de negociaciones, y la predeterminación del futuro destino de Artsaj, sin tener en cuenta la voluntad de su población.
En varias ocasiones nosotros hemos declarado que la normalización de las relaciones armenio-turcas no puede hacerse realidad sin la participación de la Diáspora, dado que la existencia de la Diáspora actual se debió al Genocidio perpetrado por Turquí­a. Sin tener en cuenta la voluntad colectiva del pueblo armenio, las autoridades de Armenia nos ponen en una situación muy peligrosa y sin perspectivas. Por lo tanto, el Partido Social Demócrata Henchakian considera inaceptables los protocolos presentados, y está dispuesto a cooperar con todos los sectores que conforman nuestra nación, para derrumbar la aprobación final de estos acuerdos”.
Traducción no oficial

ramgavarDeclaración sobre los Protocolos de la Comisión Central del Partido Demócrata Liberal Ramgavar (ODLA)

“Ya se ha publicado y convertido en el foco de atención de los medios de difusión armenios e internacionales, el acuerdo para el establecimiento de relaciones entre la República de Armenia y la República de Turquí­a, con sus posteriores evoluciones.
Esto significa que el pueblo armenio se encuentra ante una etapa seria y peligrosa, acerca de cuyas consecuencias indeseables, siempre habí­amos advertido y hecho advertir a sus autores. Frente al hecho consumado, la ODLA expresa su total reserva frente a este paso imprudente, cuya responsabilidad cae, sobre todo, sobre las autoridades de Armenia.
Con tal motivo, deseamos subrayar los siguientes puntos, que ponemos a disposición de nuestro pueblo:

a) La apertura de fronteras, el establecimiento de lazos normales o la designación de representaciones diplomáticas interestatales entre paí­ses vecinos, puede encontrar su exteriorización correspondiente, sólo con el reconocimiento y aceptación del Genocidio Armenio por parte de Turquí­a, con la restitución de los justos derechos del pueblo armenio, y la devolución de los territorios a sus dueños.
b) Las supuestas precondiciones, que hasta ahora las autoridades de Turquí­a subrayan, deben ser exceptuados como reclamo, cualesquiera sean las bases o los fundamentos que ellas tengan, sin olvidar que desde 1992, Turquí­a mantiene a Armenia bajo un forzoso bloqueo.
c) Es por lo menos irreal, que se firme un documento semejante y que rápidamente se lo enví­e al Parlamento Nacional para su ratificación, cuando el pueblo de la Patria, y sobre todo, la armenidad deportada, debe enfrentarse con un hecho consumado.
d) La posición pública de Turquí­a, según la cual, para el éxito de las relaciones bilaterales, se debe solucionar la cuestión de Karabagh a favor de Azerbaidján.

Estamos convencidos de que las autoridades de Armenia cometerán un error histórico con la firma de semejante documento, con su aplicación y cronograma posterior, con una grave e inaceptable irresponsabilidad. Desde ese punto de partida, la ODLA continuará procurando sin cesar la serie de consultas, análisis y publicaciones, para que esta cuestión capital se mantenga como un tema abierto y permanente, señalando las aciagas facetas histórico-polí­ticas y jurí­dicas.
Finalmente, exhortamos a nuestro pueblo a reaccionar, presto y alerta, frente a las evidentes consecuencias perjudiciales de este documento para la armenidad. Nos dirigimos en especial, a los intelectuales y a los dirigentes polí­ticos e historiadores, que tienen un compromiso y una obligación influyente”.
Traducción no oficial

Acerca de admin

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.